Agenda de la Facultad de Teología SEUT

Manifiesto de "Teólogos en el HORNO"

Reproducimos el "Manifiesto de Teólogos en el HORNO" recién publicado por tratarse de un excelente ejercicio de denuncia en el marco de la caridad, cristiana en general y evangélica en particular

El trasfondo de este manifiesto es el acoso organizado contra teólogos y pensadores evangélicos que no comulgan con la comprensión del Evangelio que tienen los organizadores del acoso.

El grupo "Teólogos en el HORNO" nació en el seno de estudiantes de la Facultad de Teología SEUT y ha ido sumando afiliados de diversas procedencias.

 

MANIFIESTO (7-12-2017)

El grupo de Teólogos en el Horno (un grupo configurado por jóvenes estudiantes y graduados de teología de varias denominaciones y corrientes teológicas), refiere desde la fe en Cristo que nos une y compromete:

Ante las últimas críticas vertidas sobre el Dr. Alfonso Ropero y el Reverendo Juan María Tellería, respecto a su trabajo en el Gran Diccionario Enciclopédico de la Biblia publicado por CLIE, como de muchas otras opiniones y ataques sobre otros hermanos a los que apreciamos o que conocemos simplemente por sus trabajos, como Juan Sánchez y Máximo García, nos vemos impulsados a dar una respuesta por la inmensa deuda de gratitud que sentimos hacia ellos. Todos estos hermanos ejemplares comprometidos en la fe cristiana y entregados a la reflexión teológica, nos han inspirado para acercarnos al misterio de Dios, nos han abierto las puertas y las ventanas para pensar y vivir la fe en libertad como un mundo todavía por descubrir, nos han interpelado a meditar las Escrituras, a estudiarlas sin menospreciar esfuerzos y a permanecer expectantes delante de su mensaje, y nos han animado incansablemente a recibir con gratitud la herencia recibida y a asumirla críticamente
para hacerla comprensible a nuestra sociedad contemporánea. Por todo ello, gracias.

Pero al mismo tiempo nos urge la obligación fraternal de responder ante una actitud dañina y tendenciosa que algunos medios están promoviendo, así como el odio que se desprende después desde los consumidores de tales medios (campañas de boicot o acoso en redes sociales a las personas públicamente cuestionadas). Tales publicaciones, de dudosa ética, proceden de plataformas de difusión amparadas, o vinculadas, a organismos evangélicos como la AEE, siendo este último un organismo que, a juzgar por su propia ética e historia en defensa de las libertades, entendemos no debería respaldar este tipo de agresiones.

Consideramos que estas embestidas atentan contra el verdadero espíritu del ejercicio de la Teología. La reflexión teológica, que a lo largo de la historia ha sido plural, no puede ser entendida como la imposición de las ideas de un grupo concreto o individuo. Eso es fanatismo o sectarismo y no sana teología. A nuestro entender la disciplina teológica se manifiesta en modo de búsqueda de la verdad. Una verdad que por otro lado no posee, ni acapara, ni abarca, ningún ser humano a excepción del Verbo humanado. Consideramos que las actitudes fundamentalistas no caben en la teología, sino todo lo contrario: el diálogo y el respeto a la pluralidad que constituye el cristianismo desde los mismos Evangelios.

Por todo esto, nos gustaría pedir un absoluto respeto al trabajo de nuestros hermanos nombrados y por el trabajo de todos aquellos que están recibiendo injustamente los insultos de la ignorancia vestida de falso pietismo. Pedimos una clara solidaridad y fraternidad basada en el amor, un amor que no enjuicie desatinadamente y que no procure el descrédito de otros. El que se llame a sí mismo teólogo o quiera hacer teología debe hacerlo por el camino de la “vocación” o invitación divina, al modo que humildemente se sienta llamado, pero siempre comprendiendo que la teología no consiste en el desprecio al que asume otras posiciones distintas. El ejercicio de la enseñanza de la teología no consiste en prohibir libros sino en invitar a leer todas las posturas y discutirlas con argumentos bíblicos, exegéticos y hermenéuticos. De este modo, se le enseña a los estudiantes a enfrentar las distintas posiciones y a tomar posturas razonables sin huir de los lugares donde se da el debate teológico. A tenor de todo lo anteriormente manifestado, pedimos más caridad cristiana hacía todos los hermanos, y un absoluto respeto hacía las diversas posiciones teológicas o exegéticas.

Firman el manifiesto los "Horneados":

Alejandro Pérez Lopez, Daniel Moreno Rodríguez, David Buendía Ortuño, David Galán García, Jesús Ángel Corrales Mota, Jonatán Rodríguez Amengual, José A. Flores Sáchez, José Calvo Aguilar, Juan Calvin Palomares, Juan Esteban Londoño Betancur, Juan F. Larios Antequer, Nelson Araujo, Rubén B. Legidos, Rubén Bernal Pavón, Sergio Simino Serrano.

Y ha recibido los apoyos de:

Carlos López Lozano, Daniel Saavedra Valero, Gabriel Luis Bretone Tapia, Ricardo Moraleja Ortega, Mireia Vidal Quintero, Emilio Laspitao, Adolfo Céspedes Maestre Jr., Javier Ballaz Etxegoien, Juan F. Muela, Pablo de Felipe, Pedro Zamora, Juan "Ramónchy" De Jesús, José Manuel Capella-Pratts.

El Facebook de "Teólogos en el HORNO" sigue recibiendo nuevos apoyos cada día.


Volver

Esta página usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.